¿Cómo elegir mi talla de casco? Evita los errores más comunes.

Los que rodamos sabemos que es toda una ciencia elegir nuestro casco ideal.

Muchas veces nos sentimos inseguros de llevar la talla incorrecta y sabemos que eso puede afectar nuestro desempeño, comodidad y seguridad.

Aquí te compartimos algunos consejos para elegir tu talla correcta.

Hay 3 tipos de cabeza: redonda, ovalada y ovalada larga. En cualquier caso, el casco debe cubrir toda el área de la gorra.

Los cachetes generalmente se sienten “apretaditos” y puede sentirse un poco incómodo al principio, pero nunca doloroso.  Los principales puntos de presión que se pueden llegar a sentir se encuentran en la parte superior, laterales y frontales.

Llegar a sentir alguno de estos puntos NO es indicador de cambio de talla. En algunos casos se puede  hormar el casco en estos puntos.

Elegir tu talla ideal es cómo elegir un par de zapatos. Se requiere de tiempo y evitar los errores más comunes.

  1. “Necesito un casco más grande debido a mis lentes o cola de caballo. Necesito más espacio en los cachetes para comer, tomar agua o platicar”. La regla es funcionalidad y seguridad antes que capricho.
  2. “Como el casco está apretado sudo más”. Al contrario; un casco justo ayuda a que los canales de aire funcionen de forma ideal.
  3. “El vendedor me dijo que esta era mi talla”. No, recuerda que solo tú puedes elegir tu talla
  4. “Siempre soy la misma talla.” Las tallas pueden variar por modelo y marca.
  5. “Me gusta tener un espacio extra”. Si el casco no te queda justo, NO cumplirá con su trabajo al momento de un impacto.
  6. “Yo soy copiloto, no necesito que mi casco cumpla con las medidas de seguridad”. Un accidente puede ocurrir por infinidad de razones. No necesitas ir rápido o adelante para tener un impacto grave.
  7. “Necesito un casco para mi hijo y que le quede por varios años” Negativo, el casco debe ser de su talla.
  8. Finalmente, recuerda que el tamaño y forma de tu cabeza no tiene que ver con tu complexión física.